Autoexamen o autoexploración de mamas

EL AUTOEXAMEN O AUTOEXPLORACIÓN DE SENOS ES CLAVE PARA EL DIAGNÓSTICO TEMPRANO DEL CÁNCER DE MAMA

El autoexamen de mamas es una herramienta muy poderosa que todas tenemos en nuestras mano para hacer prevención y protegernos. Aunque la mamografía se considera el principal método de diagnóstico, la autoexploración mamaria es importante de cara a la detección precoz de un posible cáncer de mama.

Pero, ¿sabes cuándo debes hacerla? ¿y cómo tocarte? ¿en qué cosas fijarte?

Autoexamen de mamas

¿Cuándo debo hacerme la autoexploración?

Las mujeres que no hayan llegado a la menopausia deben hacer la autoexploración una vez al mes, preferiblemente cuando hayan pasado la menstruación, ya que es muy posible que mientras se está con el periodo puedan encontrarse nódulos producidos por los estrógenos, los cuales desaparecen al terminar la menstruación. Los mejores días serían entre el quinto y el séptimo día desde que empezó el periodo.

Las mujeres que ya no menstrúen pueden autoexplorarse en cualquier momento del mes. Lo que les aconsejamos es que fijen un día al mes para que no se les olvide. Por ejemplo, que se palpen el primer sábado de cada mes.

Autoexamen de mamas

¿Cómo debo autoexplorarme?

La autoexploración mamaria consiste en observar y palpar las mamas para detectar alguna alteración en las mismas. Con los siguientes pasos será suficiente.

Autoexamen de mamasFase visual

Paso 1. Ponte frente al espejo con los brazos pegados al cuerpo. Observa las mamas y fíjate en la textura, el color de la piel y la forma de las mismas. Comprueba que los pezones apuntan hacia la misma dirección.

Paso 2. Coloca las manos en la nuca con los codos apuntando ligeramente al frente. Revisa que no hay hundimientos, inflamaciones, ulceraciones, enrojecimientos o secreciones por el pezón.

Paso 3. Con las manos en la cintura, chequea que no haya alteraciones visuales.

Fase de palpación ante el espejo

Paso 1. Delante del espejo, toca y reconoce la textura y forma de la piel y los tejidos internos. Comprueba que no hay alteración en la forma y el tamaño de los mismos. Palpa el pecho en movimientos circulares, partiendo del pezón hacia el exterior. Después haz movimientos de arriba debajo de la mama y de lado a lado.

  • Comprueba que la piel es lisa, sin pliegues ni zonas rugosas.
  • Identifica si existe alguna formación de bolitas, zonas dolorosas o abultamientos.
  • Revisa si el borde inferior del pecho tiene un contorno regular.

Haz primero la palpación con los brazos pegados al cuerpo; después con las manos en la cintura y, finalmente, con los brazos en alto.

Paso 2. Alza los brazos y comprueba si hay alguna diferencia entre las dos axilas. Palpa primero las axilas y después pálpalas desde el pezón hasta estas. Es importante esta fase porque en muchos casos el tumor se origina ahí.

Paso 3. Flexiona los brazos por delante a la altura del cuello, agárrate las manos y estira. Comprueba que los músculos del tórax se contraen.

Paso 4. Alza los brazos y ponte de perfil. Observa los pechos y las axilas y comprueba que no hay anomalías en la forma.

Paso 5. Con los brazos pegados al cuerpo, observa de cerca los pezones y areolas.

  • Comprueba si hay cambios en su tamaño y forma.
  • Revisa si existen costras, pliegues o heridas.
  • Aprieta suavemente con las yemas de los dedos el pezón para ver si hay secreción de algún líquido.
Fase de palpación acostada

Para esta fase, imagina una división de la mama en cuatro partes, tomando el pezón como eje central.

Paso 1. Acostada hacia arriba, coloca una almohada o cojín debajo del hombro izquierdo y con el brazo izquierdo bajo la nuca.

  • Con la mano derecha, recorre los cuatro cuadrantes de la mama izquierda haciendo movimientos circulares desde el pezón hacia fuera, y en zigzag de arriba abajo y de lado a lado.
  • Comprueba el pecho desde la zona alta de la mama hasta la clavícula y de la mama hasta el hombro. Sigue el patrón anteriormente descrito.
  • Oprime el pezón en busca de fluidos.
  • Explora las axilas en busca de alteraciones, inflamaciones…

Paso 2. Realiza los mismos ejercicios anteriores con la mama derecha: cojín bajo el hombro derecho, brazo derecho bajo la nuca y palpa con la mama con la mano izquierda.

Recuerda que estas dinámicas no sustituyen la visita periódica al ginecólogo ni la mamografía anual a partir de los 35 años, sino que es un complemento a las mismas.

Fuente: “Exploración de mamas (mujer)”. Amssac.

Calendario

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Temas

Pin It on Pinterest

Agendar Cita
¡Agenda tu cita!
Hola, ¿Cómo estás?, ¿Deseas agendar tu cita? Puedes consultarnos sin compromiso, estamos paras servirte.